BlackRock organiza una cumbre para salvar la economía mundial

BlckRock

BlackRock organiza una cumbre para salvar la economía mundial

BlackRock ha organizado una cumbre llamada “BlackRock Global Summit 2020”, espacio donde se reúnen líderes de grandes empresas a nivel mundial para debatir y compartir nuevas fórmulas que permitan reestructurar la economía internacional.

Según economistas de Bloomberg la economía mundial será víctima de un retroceso de 4,7% en el 2020. El peor de los casos expone un retroceso aproximado de 6,7%, en este escenario la recuperación financiera mundial se daría a finales del 2021.

El incremento de este porcentaje es alarmante, ya que en un estudio anterior pronosticaba una caída del 4%. Solo en EEUU la pérdida del PIB (Producto Interno Bruto) podría llegar a ser el doble de la caída sufrida durante la gran depresión.

Importancia y alcance de la cumbre de BlackRock

BlackRock es un fondo internacional de inversión que tiene bajo su gestión más de siete billones de dólares en activos. Cabe destacar que es primera vez que organiza una cumbre de estas características.

Alan Jope, CEO de Uniliever.

El objetivo principal de esta reunión es el estudio de un plan de reconstrucción económica, el cual además establezca un embajador para uno o varios países.

Las decisiones que se tomen deben pasar por un filtro a corto, mediano y largo plazo, garantizando la sostenibilidad y acelerar la recuperación.

Para alcanzar esta meta, la cumbre ha logrado reunir de forma virtual apersonalidades como Peter Terwiesch presidente de ABB, Alan Jope, primer ejecutivo de Uniliever y Patrick Pouyanné, máximo responsable de la petrolera Total, entre otros personajes importantes de la economía internacional.

Con el debate de ideas acerca de los desafíos que se enfrentan los inversores, BlackRock espera la reactivación de los motores productivos en todos los continentes afectados por la pandemia.

Panorama de la economía peruana ante la cumbre

Latinoamérica se ha visto fuertemente afectada por esta situación, siendo Perú uno de los países con mayor decrecimiento económico de la región, registrando una caída del 13% del PIB en los primeros 4 meses del año.

A consecuencia del confinamiento la economía peruana se encontró en un estado de “semi-paralizis” con solo un 44% de su capacidad en funcionamiento.

Debido a esto la pobreza de la sociedad y la informalidad del mercado peruano irán en ascenso según el economista González Izquierdo.

Cabe destacar que el peor mes, desde la pandemia, fue abril, con una caída del 40%, esto disparó las alarmas del gobierno.  

A raíz de esto, el ejecutivo aceleró el proceso de reanudación económica dando la autorización a los centros comerciales para que vendieran.

Pero ¿Por qué los centros comerciales? Pues muy simple, el 70% de la actividad financiera peruana yace en el sector informal.

En este punto, las estrategias implementadas han ayudado, pero no garantizan una solución a medio o largo plazo.

Debido a esto, los frutos de la cumbre de BlackRock podrían ser las técnicas necesarias para poner en marcha una economía estancada como la peruana.

Donde además se tendrá que apostar por nuevos productos financieros sostenibles para resistir las repercusiones de la nueva crisis económica mundial que vive actualmente el país.

Share this post

Comment (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *